20 oct. 2014

Fritorio de calabaza o calabaza frita

Después de más de un mes sin actualizar, paro por aquí para compartir una receta. La de hoy me hace especial ilusión porque se trata de una receta tradicional del lugar de origen de mis padres, la comarca de la sierra del Segura que tiene una gastronomía de productos muy sencillos pero exquisita.



El fritorio de calabaza es uno de esos platos que mi madre siempre ha cocinado, con calabazas que sembraba mi abuelo, y que ahora siembra mi padre, ¡imaginaros si no la habré comido veces en casa!,  además viene genial en esta época del año en la que la calabaza es especial protagonista de la noche de Halloween tanto en decoración como en gastronomía.

Os pongo a continuación los ingredientes para dos personas, que aunque os indique la cantidad se puede hacer un poco a ojo y la elaboración, que es sencillísima.

- 500 gr de patatas
- 500 gr de calabaza, pelada y despepitada
- 1 cebolla mediana
- 1/2 vaso de agua
- Aceite de oliva, unas 8-10 cucharadas 
- Sal

Pelamos y partimos las patatas y la calabaza como para tortilla y reservamos. Pelamos la cebolla y la partimos en juliana y reservamos también.

Ponemos en una sartén amplia y con fondo el aceite, añadimos las patatas y sal, y freímos. Cuando estén a medio freír, añadimos la cebolla y la calabaza, damos unas vueltas y añadimos un poco de agua. 

Con el fuego a medio gas, se le va dando vueltas a todo con la espumadera o el cucharón y se va chafando hasta que nos quede una especie de puré espeso y con tropezones.

Este plato va genial acompañado de chorizos y huevo frito, aunque podemos utilizarlo como acompañamiento de cualquier carne o pescado.

Os dejo unas imágenes del paso a paso del fritorio de calabaza, y que aspecto va tomando conforme se va cocinando.



No hay comentarios:

Publicar un comentario