2 jul. 2014

Pollo con almendras estilo chino

Una de las cosas que más se complica cuando eres celíac@ es poder comer fuera de casa sin riesgo de contaminación por gluten, eso ya lo sabemos todos los que tenemos que pasar por esto. Pero si encima pretendes ir a un restaurante de comida china, la cosa puede complicarse aún más porque la comunicación no sea del todo clara (yo lo he intentado, y que me respondan a todo que sí por mucho que lo acompañen de una gran sonrisa, no me da ninguna seguridad, sinceramente). Sé que hay restaurantes de comida asiática que se han puesto las pilas y ofrecen la seguridad de poder comer sin gluten en sus establecimientos, pero de momento, como no me quedan muy a mano,  me he decidido a replicar una receta de pollo con almendras al más puro estilo chino y adaptada a la dieta sin gluten que como celíaca me toca seguir. 



Para hacer pollo con almendras al estilo chino para dos personas vamos a necesitar:

  • 1 pechuga de pollo
  • 70 gr de almendras ya peladas
  • 1 cebolla mediana
  • 250 ml de caldo de pollo (el mío es casero, pero podéis utilizar el que más os guste)
  • 40 ml de salsa de soja (yo utilizo una especial sin gluten de la marca Kikkoman, que ya utilicé en esta otra receta de tallarines de arroz)
  • 1/2 cucharadita de azúcar
  • 1 cucharita de maizena
  • Aceite de oliva virgen


Primero cortamos el pollo en tiras de unos 2 cm de grosor. Mezclamos el azúcar y la salsa de soja en un recipiente amplio y añadimos el pollo, removiendo bien para que los trozos de carne queden bien impregnados de la salsa. Dejamos macerar una media hora en el frigorífico.

Cortamos la cebolla en juliana y la salteamos en una sartén o wok con un chorrito de aceite. Cuando empiecen a dorar, añadimos las almendras, y cuando éstas estén tostadas, reservamos todo en un plato.

En la misma sartén o wok añadimos los trozos de pollo ya macerados y escurridos y cuando estén cocinados y dorados, añadimos la cebolla y las almendras y el caldo de pollo (reservando medio vasito) y dejamos cocinar a fuego lento unos 10 minutos. 

Una vez pasados estos 10 minutos, en el caldo que hemos reservado añadimos una cucharadita de maicena y disolvemos. Para que disuelva bien es importante que el caldo esté a temperatura ambiente o frío, nunca caliente. Añadimos esta maicena disuelta al resto de ingredientes del wok o sartén, mezclamos bien y esperamos unos minutos que espese. Retiramos del fuego.

Podemos servir el pollo con almendras con arroz cocido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario