23 jun. 2014

Ensalada de lentejas, rúcula y queso de cabra

En verano podemos seguir disfrutando de las legumbres si las hacemos en ensalada, que apetecen más que guisadas, como esta ensalada de garbanzos que publiqué hace ya un año.
Hoy le toca a las lentejas, en una receta muy sencilla acompañada de rúcula, queso de cabra y tomatitos cherry.



Para una ensalada de dos personas vamos a necesitar:

- 50 gr de rúcula (una bolsita)
- Tomates cherry, la cantidad que queramos
- Un medallón de queso de rulo de cabra
- 1 cebolla pequeña
- 100 gr de lentejas
- Aceite y sal para aliñar

Primero ponemos las lentejas a cocer hasta que estén al dente o a nuestro gusto. En casa nos gustan que queden bastante enteras, para que no se despellejen, aunque en esta ocasión se me pasó la cocción y quedaron hechas casi un puré. Una vez cocidas, las escurrimos y reservamos.

Pelamos la cebolla y la picamos muy fina. En una sartén ponemos un chorrito de aceite, añadimos la cebolla picada con un pellizco de sal, y dejamos pochar.

Cuando esté dorada, añadimos las lentejas escurridas y salteamos unos minutos.

Montamos el plato poniendo como base la rúcula, después las lentejas salteadas con la cebolla, los tomatitos partidos por la mitad y el queso.

Aliñamos con aceite y sal a nuestro gusto y servimos.

También podemos servir esta ensalada de manera individual como veis en la siguiente imagen, si no nos gusta que los ingredientes queden tan mezclados como en la ensalada. Con ayuda de un aro de emplatar ponemos las lentejas salteadas y acompañamos con el resto de ingredientes, aliñamos y listo.




19 jun. 2014

Salsa griega tzatziki

La salsa tzatziki es una salsa griega con base de yogur y pepino que resulta ideal para acompañar cualquier plato, tanto de carne como de pescado, y muy rica para dipear, ya que tiene un sabor muy fresco debido al pepino y a la menta, aunque también puede resultar muy fuerte si nos pasamos con el ajo. A nosotros como más nos gusta es acompañando las hamburguesas ya que le dan un sabor diferente a las típicas salsas barbacoas y kepchups o para dipear con verduras en cualquier aperitivo, sobre todo ahora con el buen tiempo.



Para hacer salsa griega tzatziki vamos a necesitar:
  • 1 yogur griego
  • 1 ajo
  • 1/2 pepino
  • zumo de 1/2 lima
  • unas hojas de menta fresca (un puñadito)
  • Aceite de oliva
  • Sal

Pelamos el pepino, lo rallamos y lo ponemos en un escurridor hasta que suelte el agua.
Machacamos el ajo, bien en el mortero o con ayuda de un prensaajos. Por otro lado, con ayuda de un cuchillo picamos fino las hojas de menta.
En un cuenco amplio ponemos el yogur, el pepino escurrido, el ajo machacado, las hojas de menta picadas, el zumo de media lima, un chorrito de aceite de oliva y una pizca de sal y mezclamos todo hasta que nos quede una salsa más o menos homogénea. 
Probamos y rectificamos tanto de sal, como del resto de ingredientes; podemos añadir más ajo si nos gusta más fuerte, o más menta si queremos que nos quede con un sabor más fresco.


4 jun. 2014

Pollo crujiente con rebozado de maíz

Hoy más que una receta, traigo una recomendación de un rebozado de maíz que descubrí hace un tiempo y que vengo utilizando con muy buen resultado. Lo descubrí en el supermercado Consum que es uno de mis habituales porque lo tengo al lado de casa (desconozco si lo venden en más sitios), y se trata de las "Crunchy Crumbs" o "migas crujientes" de la marca Esgir, sin gluten por supuesto (con sello de FACE inclusive en un lateral del paquete).



Lo compré por primera vez porque echaba de menos comer de vez en cuando pollo o pescado rebozado, y la verdad es que éste me gusta más que cualquier rebozado que haya probado nunca (incluso de los gluteneros de mi anterior vida no celiaca). Son como copos de maíz de los típicos de desayuno pero machacados, y con una textura desigual.

Yo los utilizo casi siempre para rebozar pollo, como un rebozado normal y queda muy crujiente. A continuación pongo las cantidades y la forma en que lo preparo por si alguien se anima a hacerlo.



Para preparar pollo crujiente para dos personas necesitamos:

  • 2 pechugas de pollo
  • 1 huevo
  • 70-80 gr de rebozado
  • sal
  • aceite de oliva para freír (o el que utilicéis normalmente)

Normalmente lo que hago es partir cada pechuga por la mitad en dos filetes gordos y cada filete en tiras de unos 2 cm de grosor. Lo ideal es que no nos queden trozos ni muy gordos ni muy finitos. Espolvoreamos con un poco de sal.

En un cuenco o plato ponemos el huevo y lo batimos y en otro ponemos el rebozado.

Vamos cogiendo los trozos de pollo y los pasamos primero por el huevo, hasta que se impregnen bien, y luego por el rebozado hasta que se les pegue bien por todas partes. Vamos reservando en otro plato.

Cuando tengamos todos los trozos, ponemos a calentar aceite de oliva en una sartén, y cuando coja una temperatura alta, vamos echando tandas de pollo, hasta que doren por todos lados.

Sacamos a un plato donde habremos puesto papel absorbente para que recoja el aceite sobrante y una vez fritos todos, servimos acompañados de salsa, una ensalada o lo que más nos apetezca y a disfrutar del pollo crujiente.