13 may. 2014

Pizza en sartén con harina de garbanzos



Soy una adicta a Pinterest. Me paso horas viendo imágenes e imágenes, y no me canso. Pero no penséis que el tiempo que estoy "fisgando" en esta red social es tiempo malgastado, no. Además de pescar ideas de como combinar la falda roja que tengo en el armario muerta de risa y sin estrenar porque no sé con qué ponérmela, y pasar una envidia horrible al ver las cocinas tan alucinantes que tiene la gente (casi siempre al otro lado del charco) voy cogiendo un montón de ideas de platos nuevos para darle un poco de vidilla a mis menús semanales, ya que se pueden hacer búsquedas de imágenes de recetas sin gluten de forma sencilla poniendo en el buscador "sin gluten" o "gluten free". 

Uno de los descubrimientos que he hecho últimamente ha sido el de la pizza con harina de garbanzos, que me ha encantado. La descubrí a través de un pin que me llevó al blog de Cuchara de Palo 2 y cuando la hice me maravilló. No tiene el mismo sabor que una pizza de las de siempre, pero está rica y con lo rápida (y sana) que es, además de facilitar el comer legumbres de una manera más tentadora, todas las semanas la hago y me salva más de una comida o cena.



Los ingredientes que vamos a necesitar para una pizza pequeña (1 persona) son :

- 1 huevo
- 40 gr de harina de garbanzos. Yo he utilizado la de la marca Las Panaeras Sevillanas que esta libre de gluten y lleva el sello de Face, no sé de otras marcas de harina de garbanzos que sean libres de gluten (si alguien sabe de alguna, puede compartirlo en los comentarios)
- Leche, en mi caso desnatada, con un poquito nos bastará
- Un pellizco de sal
- Una cucharada de aceite de oliva

Además necesitaremos los ingredientes que le queramos poner a la pizza (tomate, queso, jamón, bacon, atún,...) y una sartén con tapa.

En un bol, cascamos el huevo y lo batimos. Le vamos añadiendo la harina poco a poco y la vamos integrando con el huevo. Una vez esté bien mezclado, nos quedará una masa espesa.
Vamos añadiendo chorritos pequeños de leche y removiendo, hasta que nos quede una masa como la de los crepes, semilíquida y con cuerpo.
Añadimos la pizca de sal y la cucharada de aceite y volvemos a mezclar.
En una sartén pequeña de unos 20 - 22 cm de diámetro, ponemos unas gotitas de aceite y la ponemos a calentar. Cuando haya cogido temperatura, vertemos la masa, moviendo si es preciso la sartén en círculos para que quede uniformemente repartida por todo el fondo, y dejamos al fuego durante un par de minutos.
Pasado este tiempo, la masa habrá cogido consistencia. Es el momento de poner los ingredientes que hayamos elegido por encima como si de una pizza normal se tratara. En mi caso puse salsa de tomate que repartí por toda la superficie con ayuda del dorso de una cuchara, jamón cocido, bacon y queso.
Tapamos y bajamos el fuego a una temperatura suave (mi placa tiene 9 niveles, la puse al 3-4). Dejamos unos 15 minutos que se cocine. Pasado este tiempo, retiramos del fuego, espolvoreamos con un poquito de orégano y servimos. 

4 comentarios:

  1. Todavía no he hecho ninguna pizza sin gluten, pero gracias a tu receta ya tengo por donde empezar.
    Me ha encantado la idea de hacerla en la sarten.
    Muchas gracias.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya verás que fácil es hacerla y que buen resultado, y sin tener que encender el horno, jejeje
      Un saludo Mercedes :)

      Eliminar
  2. Tienes un blog fantastico! Yo tb tengo esta receta subida de hace mucho! La verda es fantastica xq es rapidisima enhorabuena guapa!
    Miscelirecetas.blogspot.com.es
    Carmen

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Carmen! Para mi es una receta comodín, que hago todas las semanas por lo fácil que es. Un saludo.

      Eliminar