26 mar. 2014

Albóndigas con tomate

Recetas de albóndigas habrá millones, ya que es un plato muy internacional. Desde China hasta Suecia, pasando por las meatballs americanas, cada uno tiene su receta y su forma de hacerlas y acompañarlas. Además es un plato que se puede hacer perfectamente sin gluten sustituyendo la posible harina que pueda llevar por otra apta para celíacos.



La receta de hoy es muy básica y sencilla, y es una de las que más hago en casa sobre todo para acompañar espaguettis, aunque también están buenísimas con patatas fritas, arroz cocido o simplemente solas, eso sí, con un poquito de pan para rebañar bien el plato.



Para unas 20-25 albóndigas con tomate vamos a necesitar:

- 600 gr de carne picada de ternera (podéis poner mitad cerdo - mitad ternera)
- 1 cebolla grande
- 1 huevo
- 800 gr de tomate triturado (también podéis sustituirlo por tomates enteros, que podéis escaldar y pelar y luego trocear, o por salsa de tomate ya hecha)
- Harina de maíz para rebozar las albóndigas (que sea apta por supuesto)
- Aceite de oliva virgen para freír las albóndigas
- Sal

Comenzamos pelando la cebolla, la partimos en juliana fina y la ponemos a pochar en una sartén con un chorrito de aceite y una pizca de sal a fuego medio. Cuando esté bien dorada y pochada la pasamos por la batidora hasta que quede hecha una pasta.

En un recipiente amplio ponemos la carne picada, la pasta de cebolla, el huevo, sal y con ayuda de un tenedor mezclamos todo bien para que quede homogéneo.

Con ayuda de una cuchara sopera, vamos cogiendo mezcla de carne y con las manos húmedas vamos dándole forma de pelota, y vamos pasándolas por el plato que tendremos preparado con la harina de maíz para ir rebozando las albóndigas. Sacudimos el exceso de harina y reservamos para freír.

Ponemos abundante aceite de oliva a calentar, y cuando esté bien caliente, freímos las albóndigas por ambos lados hasta que queden doradas.

Vamos sacándolas a una cacerola amplia y cuando tengamos todas las albóndigas fritas, añadimos el tomate triturado, ponemos al fuego, y dejamos cocinar de 30 a 40 minutos a fuego medio - bajo hasta que el tomate deje de estar crudo y la salsa espese a nuestro gusto.

4 mar. 2014

Tallarines de arroz con ternera y brotes de soja

Llevo un mes sin publicar recetas, y es que últimamente no me complico mucho en cocinar, y me dedico a hacer platos muy sencillos que de lo simples que son, no hace falta ni explicarlos.
Esta receta de tallarines de arroz con ternera y brotes de soja es de los mas "elaborado" que he hecho últimamente y la comparto porque el resultado me ha gustado bastante y se tarda poquísimo en hacer.



Los ingredientes que vamos a necesitar son:

- 125 gr de tallarines de arroz*
- 150-200 gr de ternera
- 50 gr de brotes de soja* (he utilizado los brotes germinados en conserva que venden en Mercadona)
- 2 cucharadas de salsa de soja*
- 2 cucharadas de aceite de oliva y un poquito más

*Aseguraros siempre de que los ingredientes sean aptos



La salsa de soja que he utilizado es esta de Kikkoman, que al fin encontré en versión Gluten Free, para poder hacer estos platos más orientales que la precisan.

La elaboración es muy sencilla y en cuestión de unos 10-15 minutos lo tenemos listo para hincarle el diente.

Cocemos los tallarines de arroz como nos indique el paquete, y una vez cocidos, escurrimos y reservamos, poniéndoles un poco de aceite de oliva para que no se apelmacen.

Cortamos la ternera en tiras finas (no le echo sal porque con la salsa de soja para mi tiene de sobra, pero podéis echarle a vuestro gusto). En un wok, o si no tenemos, en una sartén amplia, ponemos un par de cucharadas de aceite de oliva a calentar. Cuando el aceite humee, añadimos la ternera y salteamos.

Cuando coja color añadimos los brotes de soja, los tallarines y las dos cucharadas de salsa de soja, y mezclamos bien para que se integren los sabores. Servimos y listo.