22 dic. 2013

Ya llegó la Navidad...

En mi casa la Navidad siempre comenzaba oficialmente hoy, 22 de Diciembre, el día del Gordo, aunque el árbol y el belén estuvieran puestos desde principios de mes y mi madre tuviese ya un arsenal de turrones y mazapanes comprados en la despensa. 
A si que, aunque ya lleve más de un mes con el "espíritu navideño" en modo ON, hoy doy por inaugurada la Navidad en el blog con mis mejores deseos para todos.



Estas serán mis primeras navidades sin gluten ayayayayayyyy!! miedo me da, y además del típico christmas navideño, este año también he enviado a mis seres queridos un enlace a este artículo titulado "Siente a un celíaco en su mesa de Navidad" que me ha parecido magnífico.

2 dic. 2013

Tommy Mel´s sin gluten

El pasado sábado fuimos a Tommy Mel´s, un classic diner americano de aire años 50, que cuenta en su carta con platos para celíacos, concretamente fuimos al que está situado en el centro comercial L´Aljub en Elche. 

Ya había estado mirando la carta sin gluten en su página web y aunque no es muy extensa comparada con la carta normal, tienen algo de variedad en hamburguesas, sandwiches, milkshakes,..  había que probarlo.

La ambientación está muy conseguida, el mobiliario, los uniformes de los camareros, y sobre todo la música te llegan a transportar a la época y casi casi te hacen creen que estás en medio de la película Grease.

En cuanto nos sentamos avisé al camarero de que era celíaca para que me indicara lo que podía comer, y me trajo una carta a parte con los platos específicos para celíacos



Yo pedí la Boogie Burguer y unas patatas fritas normales aparte (la hamburguesa la ponen sola). Las patatas estaban muy crujientes pero comparadas con las que pidió mi chico (de la carta normal, llevaban queso y bacon) eran bastante sosainas. La hamburguesa estaba muy rica, gordita y jugosa, y aunque el pan se empalagaba un poco (como cualquier otro pan sin gluten) en conjunto estaba muy buena. 



Al final me quedé con ganas de probar alguno de sus batidos, servidos en un gran vaso, pero acabé bastante llena y no quería pasar el resto de la tarde hinchada, a si que lo dejamos para otro día que pasaremos por allí a merendar. 

En resumen, aunque la oferta de platos sin gluten no sea muy extensa, se agradece ir a un sitio y poder pedir sin complicaciones, la comida está bien, los precios son aceptables, y en nuestro caso, la camarera que nos tocó era muy maja y muy atenta.