19 sept. 2013

Asuntos celíacos. Septiembre.

Hoy no hay receta, pero hay fiesta - popurrí de links que tratan de asuntos celíacos propios y ajenos. Espero que os guste y os resulte entretenido. Allá va:

 Para el que todavía no lo sepa, Marga creó hace unos meses un blog - directorio llamado blogueando sin gluten donde va recopilando blogs y webs de interés para celíacos. Me parece una idea muy interesante y muy práctica y que puede servir de mucha ayuda para todos los celíacos. Cuando entréis en su blog veréis que está muy ordenado por temáticas y que es muy fácil navegar por él. Desde aquí, un aplauso por su labor recopilatoria.

 Y otro aplauso para Patricia que con este post-protesta, se puede decir más alto pero no más claro. Los celíacos somos intolerantes al gluten pero hay personas que son intolerantes sin más, intolerantes a las necesidades, enfermedades y sufrimientos ajenos, y que tienen muchísima falta de empatía con los demás ¡hombreya!

 Lo que daría por poder ir al Feststadl Aschheim este fin de semana, el Oktobertfest para celíacos. ¿Para cuando uno en España?.

 Los Hospitales, esos lugares donde vas a que te curen (o como decía mi abuelo, a que te "arreglen"), o por lo menos a que no te pongan peor de lo que estás... entonces, ¿alguien me explica porqué luego ocurren cosas como esta que le pasó a Celia de Historias celíacas y sobre todo esta a Pece de dulCEliaquía (esta historia me ha dejado temblando)?

 Interesante esta iniciativa del blog Singluten.com, ¿Quién se anima?.

 En la web de Consum tienen un planificador semanal de recetas. Lo bueno es que el planificador tiene la opción de adaptar las recetas a sin gluten (marcando el sí en necesidades específicas arriba a la izquierda, y luego eligiendo sin gluten en las opciones que te da) y además se puede imprimir. Es una buena opción para cuando estamos hasta el gorro de pensar qué hacer de comer.

 Alguien que tenga a un celíaco cumpleañero cerca y no sepa qué regalarle ¿Qué tal un desayuno celíaco? Seguro que le gusta y te lo agradecerá de corazón. A mi me parece un regalazo. Mi cumpleaños es en noviembre, por cierto ;))

♥ Podéis descargaros en formato PDF o leer on - line el libro titulado "Enfermedad celíaca y sensibilidad al gluten no celíaca" de los doctores Luis Rodrigo y Amado Salvador Peña.

 Y para terminar, una de vivencias personales. El mes pasado tuve mi primera boda sin gluten. Fue en el restaurante Bellavista de Gijón, y aunque el menú pude comerlo entero sin problemas (excepto salsas) y me cambiaron el coulant de chocolate del postre por otra cosa (os dejo una foto más abajo, el postre era bastante monotemático pero ¡rico, rico! y bien presentado), se olvidaron por completo de mí en los aperitivos (que duraron desde las 19 a las 21.30 horas) en los que no pude comer nada porque todo eran canapés y el jamón que traían venía encima de otros embutidos que no me aseguraron que pudiese comer. Me dijeron que es que no avisaron que había un celíaco en los aperitivos (O-O ojiplática me quedé ¿contaron conmigo en la cena pero no en el aperitivo o esto como va?). En fin, que aguanté como pude a base de cocacolas varias (teniendo en cuenta que comí a las 14h), y mientras los demás se ponían ciegos a zampar a mí me dio tiempo a pensar muuuucho y me acordé de este post de celiaquitos. Cuando llegamos a la mesa, y yo devoré el primer plato todos estaban hinchados y hacían mohínes mientras apartaban cosas con el tenedor y suspiraban aquello de "Uffff, estoy llenísimo/a".
El momento más curioso: la cara que se les quedó a todos mis compañeros de mesa (no conocía a nadie, excepto a mi novio) cuando el camarero me cambió el pan por un plato de plan sin gluten tostado, y el coulant (que me sirvieron por equivocación) por el postre sin gluten. Tuve que aclarar que era celíaca porque empecé a notar miradas raras. La chica sentada a mi lado, con la que estuve hablando casi toda la noche me dijo 'Ah, vale, pensaba que eras de esas chicas "delicaditas" a las que no les gusta nada'.
El momento menos gracioso: Cuando los chicos de la mesa de al lado, que iban como cubas (ya antes de cenar, porque se pusieron finos en el aperitivo, ese que yo ni probé), empezaron a tirar cosas a las demás mesas. ¿y a qué no adivináis que tiraban? Trozos de panecillo ¡Grrrrrrrrrrrr! A punto estuvieron en más de una ocasión de colármelo en el plato. En fin, en Octubre tengo otra boda, ¡a ver como se da esta vez!

¡He aquí el postre, oda a la manzana! Aunque lo veáis con un color pocho, es culpa de la cámara del móvil. La verdad es que estaba bastante bueno y la presentación me gustó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario