17 jun. 2013

Bacalao fresco con cebolla caramelizada (sin azúcar)

Confieso que no tengo ni idea de pescado, es mi gran desconocido en el "mundo alimentos". Sé que hay dos tipos de pescado, blanco y azul y tengo dos favoritos, el salmón y el lenguado, que son los que suelo comprar porque me gustan y los únicos que mi chico se come con ganas, pero poco más. En casa siempre hemos comido pescado. Mi madre lo cocina bastante variado, y cuando vivía en casapadres lo comía a menudo. En casa de mi chico es otro cantar; Su madre, encargada de cocinar en una casa con grandes detractores del pescado, lo hace casi siempre "camuflado" bajo capas de rebozado, salsas, fritos, guisos y demás artes del disimulo alimentario. O eso, o se lo tiran a la cabeza.

Mi "mieditis" a comprar algo que luego no sepa cocinar y la oposición de mi chico en el tema pescado hace que sea mi asignatura pendiente. Cuando voy a la pescadería me pongo hasta nerviosa, pensando como loca ¿quecomproquecomproquecompro? e intentando no caer en lo de siempre, que es, ante la duda, llevarme una sepia y chimpúm. Ay una pescadera que me tiene calada. Me debe ver la cara que pongo y pensará "esta no se entera de nada, la pobre". El otro día estaba en oferta el bacalao fresco, arreglado ya sin espinas y sin cabeza (las cabezas de los peces me dan un poco de yuyu, mezcla de agggco y ternura.. no lo puedo evitar, me miran con esos ojitos y ¡pufff! pero a la vez les miro los ojillos y ¡aggg! ¿no os pasa?). Decido comprar un trozo grande. Llega la temida pregunta:
Pescadera: ¿Quieres que te lo corte? ¿Cómo lo vas a hacer?¿al horno?¿a la plancha?¿rebozado?
Yo: Pues, pues, pues... ¿a la plancha? (por decir algo)
Pescadera: Pues mira, si lo vas a hacer a la plancha, está muy bueno con una salsita de blablabla o con un poquito de blablabla por encima le pones blablablabla o con cebolla caramelizada ¿te gusta la cebolla caramelizada?
Yo: (entro en shock de tanta información.... me quedo con lo de la cebolla) Sí, sí me encanta...

Me vengo a casa con mi bacalao y la idea de la cebolla rondándome. Et voilà! 



Hay muchas formas de hacer la cebolla caramelizada, con azúcar moreno, con vinagre de módena,... a mí personalmente me gusta hacerlo sólo con cebolla y aceite como muy bien explica Pakus de LazyBlog en este post. Para este plato he utilizado unas 5 cebollas medianas cortadas en juliana y me ha quedado esta cantidad:



El bacalao lo hacemos a la plancha por los dos lados y le ponemos la cebolla confitada por encima. Sencillo, sencillísimo. Y el resultado muy muy rico. Con decir que a mi chico le ha encantado. Aunque, ahora que me paro a pensarlo, he hecho como mi suegra, y ¡al final lo he camuflado debajo de la cebolla!

No hay comentarios:

Publicar un comentario